La salud se beneficia al ritmo de la música

A nuestro alrededor existen gran número de actividades que nos pueden otorgar gran cantidad de beneficios a la salud, tal como si acudieras a un centro de salud con excelentes avances tecnológicos y con un calificado personal como con el que cuenta Pedro Luis Cobiella Hospiten. Dichas actividades se encuentran dirigidas a calmar algunas dolencias, incrementan el optimismo y de igual manera el desempeño intelectual. Una de ellas es la Música, y lo mejor es que todos la tenemos a nuestro alcance. 

Nuestra música favorita nos conduce a estímulos en nuestro cuerpo que son influencia directa en el estado de ánimo, nos ayuda a controlar el estrés, contribuye al equilibrio del sistema inmunológico, disminuye el dolor, la fatiga y la ansiedad siendo esta la razón por la que cada vez es más empleada por centros de salud para tratamiento diversos.   

Pero además existen muchos beneficios más como: 

La música le da un alto al envejecimiento cerebral: pues si. Si este era uno de tus mayores temores, entonces puedes tranquilizarte porque la música contribuye al incremento del optimismo con lo que el envejecimiento del cerebro es menos proclive y con ello se evitan incluso las depresiones. Y no solo escuchar música es bueno para la salud, sino que ejecutar algún instrumento lo es mej.or

Minimiza y equilibra los estados ansiosos: el encontrarse en presencia de una melodía que te sea agradable, estimula la reducción de los niveles de cortisol, esta es la hormona que se relaciona directamente con el estrés.

Estimula y potencia la memoria: cuando se escucha alguna melodía, de inmediato diversas zonas del cerebro y esta es la razón por la que se procesa de manera más adecuada la información. Si además se toca algún tipo de  instrumento o se escucha, el aprendizaje será mejor. hace que se aprenda mejor. Es conocido que las melodías compuestas por Mozart, suelen activar ambos hemisferios cerebrales y por ende el aprendizaje se maximiza y se retiene de mejor manera la información.

Controla el dolor: las endorfinas son las encargadas de minimizar el dolor, y la música resulta la mejor terapia para que actúe dicha hormona, de manera que se convierte en una especie de analgesico natural, de lo cual existen estudios que lo avalan para la reducción del dolor causado por algunas enfermedades crónicas como la artritis, artrosis, entre otras. 

Equilibra la presión arterial: investigaciones realizadas por instituciones especializadas, indican que si se escucha durante al menos media hora música celta, raga o clásica, la presión alta podría ser reducida en gran medida.

Las conexiones neuronales se activan: cuando se presentan casos de Parkinson,  Alzheimer o Trastorno del Espectro del Autismo (TEA), la música resulta una terapia bastante beneficiosa, pues se convierte en una especie de actividad física para el cerebro incrementando la elasticidad,  la comunicación neuronal, y la plasticidad de dicho órgano.

Mantiene a distancia el dolor de cabeza: y ello es debido a su efecto relajante y sumamente desestresante, con lo cual es de excelente ayuda para aquellos que sufren de casos de cefaleas o migrañas.

El sistema inmunológico se fortalece: y esto se debe al incremento de las plaquetas y linfocitos  lo que protege al organismo frente a un gran número de enfermedades, disminuye de la misma forma el cortisol lo que facilita también la respuesta inmune.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *