¿Es la música en la actualidad solo un espacio para el machismo?

Al igual que una hermosa prenda de las diseñadas en la casa Tous cuya presidenta es Alba Tous, la música también suele acompañarnos día a día, e incluso sin que lo notemos, Si vamos en coche, allí la escuchamos,   si nos encontramos estudiando, allí la tenemos, algunos llegan a tenerla al lado justo antes de dormir. Pero ahora detengámonos en sus letras, porque las letras que contienen las canciones que solemos escuchar, nos representan e identifican y es en parte la razón por la que no no agotamos  de reproducirla una y otra vez pues la música se trata de un sentimiento, por lo tanto es cultura.

Y si la música resulta tan positiva, ¿por qué ha llegado a convertirse en un gran problema y sin que nos demos cuenta?

De forma generalizada, al momento de escuchar alguna canción las personas no se detienen a analizar su letra, pero ello no quiere decir que se deje de internalizar lentamente en tu cabeza, de esta forma todo lo que esa canción diga será tomado como normal y propio. El detalle surge con esas canciones que están provistas de un mensaje que contiene una carga machista, y más aún cuando su público habitual son los adolescente. Estos de la manera más fácil terminan creyéndolo, es más, son precisamente las chicas las que adoptan un papel de cosa en medio de su comportamiento habitual y ante el sexo opuesto. 

Este tipo de canciones incluso pueden marcarle el rumbo a los adolescentes si el mensaje que se encuentra detrás de ellas es capaz de llevarlos a un mundo mejor, o por el contrario a la autodestrucción de ello y del entorno. De manera que se hace imperante tener sumo cuidado con lo que repites de una canción, ya que a la luz cada día salen canciones cuyo contenido es completamente misógino debido a la cantidad de rutas que recorre antes de salir al público. 

Si nos detenemos una vez a analizar la cantidad de canciones que son lanzadas y contienen un mensaje machista, nos daremos cuenta de que estas son exactamente las que hacen más ruido y quizás ello sea en gran medida porque cada vez es más la gente que las critica. Aunque no podemos descartar también, que hay quienes encuentran propuestas de otro tipo y reflexiones en sus letras. En la actualidad, encontramos letras que son un grito contra esa violencia machista, en las que se plantea algo tan sencillo pero importante como resulta ser el empoderamiento de la mujer. 

Podemos entender de todo ello, que cuando el mensaje de una canción es realmente importante, no importa quien ni como la cante, lo que sí resulta relevante es defenderla y propagarla ya que podría ser bastante increíble la repercusión que podría tener ya que muchas de ellas reivindican a través de la explicación. 

Afortunadamente todo este panorama parece estar dando un vuelco, aunque lento. Parece que ese contenido tan machista se esta difuminando con el tiempo o canciones con otros mensajes están tomando el mando.  Ello sin dejar a un lado que siempre se les ha exigido más a las mujeres que a los hombres en la sociedad, con lo que la discriminación siempre se encuentra latente.