El 2019 y su tendencia musical

Se conoce por muchas fuentes, que el medio musical al que estábamos acostumbrados desde hace mucho, ha tomado un giro impresionante luego de la aparición en el mercado de diversos formatos para acceder a ella como el digital. Esto ha consolidado a tal magnitud el mercado que ha dejado grandes ganancias a sus acreedores. Y una de las razones es porque quizás cuenten con un especialista en MBA egresado de EAE quien le facilita el trabajo administrativo y de personal calificado para llevar adelante este gran emporio.

Búsqueda de nuevos formatos musicales

Posiblemente ya has escuchado algunas, pero a continuación haremos una referencia precisa de las tendencias más resaltante del negocio para los años venideros.

Podemos iniciar esta lista con el streaming que ha opacado de tal manera a la radio que, se está pensando seriamente en su definitiva desaparición. La radio ya no es una opción para los jóvenes entre 16 y 19 años, estos emplean YouTube o Streaming para escuchar su música preferida.

En otras épocas la radio era la catapulta de la gran mayoría de artistas musicales, pero los tiempos han cambiado de manera tan radical que si piensas lanzar un nuevo proyecto musical por la radio, no arrancará jamás. Y si esto te parece poco, los podcasts hacen las veces de Netflix pero con la radio, siendo la razón por la que los más adultos también se distancian de la ya anciana radio.

El exceso de oferta del Streaming

La inflación a tocado al Streaming de una manera significativa, en lo que podría decirse que es más de un 50% al incluirse la inflación comparado por ejemplo con los proveedores de Netflix que en proporción son alrededor en un 30% menos por lo que dicha empresa superó los problemas generados por la inflación.

Cuando se comparan los precios, por ejemplo entre Spotify y otras empresas, es preferible pagar los posibles 13 dólares mensuales pues existe más tolerancia para los precios en dicho mercado.

Un servicio al cliente: las discográficas

Ya los artistas no están a expensas de lo que una discografía dictamine en cuanto a tendencia musical y generó, pues ahora cada artista tiene el poder de desarrollar su propia marca y con ella su discográfica por medio de los servicios de Amuse, CDBaby, Splice, entre otras.

Otra forma de oportunidades en el negocio, podría ser que un tercero agregue alguna selección en dichos servicios lo cual resultaría una gran oportunidad para alguna plataforma como Spotify.

Queda en manos de las discográficas mantenerse al tanto de cada uno de estos movimientos y lanzar la primera carta en el mercado discográfico a través de personas calificadas para ello. De esta manera se produce un ganar ganar para todos en dicho medio, que nunca pasará de moda pues la música siempre tendrá un lugar en la vida de cada persona en el formato y el género que le agrade, pues es parte de nuestra esencia y de nuestro día a día aunque algunos medios ya sean obsoletos.